Nací en Montevideo y vivo en Buenos Aires desde 1990.

Desde siempre me acompaña el encanto por las artes plásticas y la estética y mi fascinación por la arquitectura y los espacios interiores. Por lo que concurrí varios años al taller de pintura de un discípulo directo de Torres García y realicé un curso de Proyectista Decoradora en Montevideo.

Sin embargo, siguiendo algo más tradicional pero innovador para la época, me recibí de Ingeniera en Sistemas, profesión que ejercí durante varios años en ambos países, dedicándome en el último tramo al diseño de interfaces y sitios web usando las herramientas de diseño más conocidas.

Esta nueva aproximación al diseño y a lo estético me llevó a cambiar mi rumbo profesional y dedicarme a mi verdadera pasión. Terminé graduándome de Diseñadora de Interiores en la Universidad de Palermo, ejerciendo esta nueva profesión en forma independiente desde hace ya varios años.

No sólo me dedico al diseño residencial sino también al diseño de oficinas, luego de haber trabajado durante tanto tiempo en esos ámbitos.

En los últimos años he concurrido en forma regular al Salone del Mobile en Milán y también varias veces fui a Casa Cor Sao Paulo y Rio de Janeiro. Lo cual es muy interesante para ver las últimas tendencias en materiales, colores y estilos, pudiendo estar en contacto con profesionales del sector para seguir actualizada y creciendo en esta profesión.

Nací en Montevideo y vivo en Buenos Aires desde 1990.

Desde siempre me acompaña el encanto por las artes plásticas y la estética y mi fascinación por la arquitectura y los espacios interiores. Por lo que concurrí varios años al taller de pintura de un discípulo directo de Torres García y realicé un curso de Proyectista Decoradora en Montevideo.

Sin embargo, siguiendo algo más tradicional pero innovador para la época, me recibí de Ingeniera en Sistemas, profesión que ejercí durante varios años en ambos países, dedicándome en el último tramo al diseño de interfaces y sitios web usando las herramientas de diseño más conocidas.

Esta nueva aproximación al diseño y a lo estético me llevó a cambiar mi rumbo profesional y dedicarme a mi verdadera pasión. Terminé graduándome de Diseñadora de Interiores en la Universidad de Palermo, ejerciendo esta nueva profesión en forma independiente desde hace ya varios años.

No sólo me dedico al diseño residencial sino también al diseño de oficinas, luego de haber trabajado durante tanto tiempo en esos ámbitos.

En los últimos años he concurrido en forma regular al Salone del Mobile en Milán y también varias veces fui a Casa Cor Sao Paulo y Rio de Janeiro. Lo cual es muy interesante para ver las últimas tendencias en materiales, colores y estilos, pudiendo estar en contacto con profesionales del sector para seguir actualizada y creciendo en esta profesión.

Defino mi trabajo como algo totalmente personalizado donde acompaño al cliente en todas las instancias, desde un simple asesoramiento hasta el desarrollo de una obra en forma integral, pudiendo además ser parte de cualquier equipo multidisciplinario.

Pensar en la funcionalidad y el uso de los espacios es el comienzo de mi trabajo de diseño, donde luego uno la creatividad y la parte estética. Como profesional quiero lograr que la experiencia del cliente en esos espacios sea agradable y consistente y es entonces cuando siento llegar a un balance entre estética y funcionalidad.

Me gusta reciclar y reutilizar lo existente. Al entrar a una obra no todo es descartable, también busco revalorizar lo que el cliente ya tiene. A veces solo cambiando el contexto, los objetos parecen distintos.